VII Cocido Pucelano (la crónica de Autoquad)

Foro de Quad RUTAS QUEDADAS Y EVENTOS RUTAS EN EL CENTRO VII Cocido Pucelano (la crónica de Autoquad)

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Carber hace 3 años.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #82371

    autoquad
    Quadtrero

    Hola compañeros.

    Por séptimo año consecutivo, se ha celebrado la Ruta del Cocido Quadtrero Pucelano, con algunas variaciones con respecto a convocatorias anteriores.

    En esta ocasión, en vez de partir la ruta desde la Cistérniga, lo haría desde Mojados. Lógicamente también cambia el Restaurante, el trayecto, incluso la fecha, pero lo que sigue prácticamente intacto son los participantes, que repiten año tras año.

    Que esta afición ya no es lo que era es algo que todos sabemos. Sin embargo, cuando acudo a este tipo de eventos, veo en primera persona que este mundillo es por y para los aficionados de verdad, y de los que hacen las cosas de corazón sin mirar el bolsillo. Me da lo mismo que digáis que me repito más que un flan de fabada, que empiezo las crónicas siempre igual… es lo que veo y lo que se valora.

    Esta temporada cuento con un mini-equipo a mis espaldas, formado por mis primos y por Rompehielos. En esta ocasión, íbamos a ser tres personas, alojadas en una bonita posada rural en una localidad cercana. La desinteresada colaboración de los hermanos Lajo ha sido imprescindible para mi convoy, y desde aquí les doy nuevamente las gracias.

    El viernes llegamos Rompehielos y yo a la posada del siglo XVI que nos daría hospedaje para ese día, y cuando ya estamos los tres juntos, nos dirigimos a Mojados para descargar nuestros quads y dejar los remolques. Nos tomamos un par de cervezas en el propio Restaurante, esperamos a Edu que viene también de Madrid, y a una hora prudencial, nos vamos a cenar y a la cama.

    Toca diana a las siete de la mañana. Otros años a esa hora teníamos temperaturas bajo cero, pero en esta ocasión, no sería el frío, sino una poco intensa pero constante lluvia la que sería la protagonista de la jornada.

    Vamos a coger nuestras monturas, y nos dirigimos hacia el Restaurante para desayunar. Nos ubicamos en el grupo 3, comandado por A. Porro. Somos todos deportivos, menos dos ATV´s. ¡El ritmo de este grupo va a ser bueno!.

    Partimos después de los dos primeros grupos. Circulamos con una ligera lluvia, que de momento no dificulta la trayectoria, y en como una hora hacemos la primera parada. Porro va uno por uno preguntando qué tal el ritmo, y comprobando que de momento no hay ninguna incidencia.

    Cuando reanudamos la marcha, nos vemos obligados a bajar un poco el ritmo, ya que la lluvia constante hace ir más lentos a los deportivos. El camino está lleno de barro, es revirado y muy divertido. Llevo a mi primo delante con su Predator, no soy capaz de darle caza, aunque tampoco se me escapa. Detrás de mí Rompehielos y tres compañeros más.

    Vamos disfrutando como enanos… todavía ajenos a los problemas que tendríamos por la lluvia y el barro. Llegamos a Cuéllar, donde los dos V-Force´s se van a repostar. Aprovecho el almuerzo para charlar con Jaleo y hacernos la ya tradicional fotito, una coña que empezamos hace como cinco o seis años, y ahí seguimos.

    A media mañana, la lluvia se hace un poco más intensa, toda vez que no ha parado de llover en todo el día. Y eso que el día anterior, en una página web leí que no iba a llover. ¡Fíate tú!

    Nos queda algo menos de media ruta para volver a nuestro lugar de origen, y las dificultades empiezan pronto. El ritmo es más lento, y ya no disfrutamos como antes. Se hace difícil circular, no veo nada por el espejo, así que tengo que ir girando la cabeza para no perder a los que me siguen. El camino sigue siendo sinuoso y muy entretenido.

    En la provincia de Segovia, me doy cuenta que no me sigue nadie por detrás. Paro a los que llevo delante, y mi primo y yo volvemos por nuestros propios pasos para buscar al resto. Tras coger un comino equivocado, llegamos a donde está parado Rompehielos, con una rótula rota. Consigo hacer un apaño (gracias Paco) y seguimos adelante. Sin embargo, Rompehielos no tiene mucha fe en mi remiendo, y finalmente dejamos su quad allí y continuamos la ruta.

    Aquí va a empezar el peor momento del día: pistas anchas, largas rectas en buen estado… en teoría el paraíso de los deportivos… pues no. Apenas podíamos avanzar. Yo ya tenía los ojos que apenas veía, nos parábamos con mucha frecuencia a quitarnos el barro de literalmente dentro de los ojos. Estábamos deseando llegar ya porque íbamos muy retrasados.

    Cuando por fin vemos (es un decir) la localidad de Mojados, tenemos que ir hacia donde están los remolques y los coches. Con la confusión, nos perdemos, mi primo se queda sin gasolina y yo ya tengo totalmente inutilizado el ojo derecho. Vaya panorama.

    Llamo a mi primo que está a apenas 500 m de nosotros, pero no sabe llegar. Cuando por fin nos reagrupamos, nos dirigimos al Restaurante donde ya están sentados todos los comensales.

    Apenas puedo saludar a KikeKawa y CarolKawa, que me vieron ellos a mí y no al revés. La comida para nosotros fue rápida, ya que teníamos que ir a recoger el V-Force averiado. Y aquí empezaría otro pequeño infierno para mí.

    Llegamos a cargar el Kawa, ya prácticamente de noche, y metemos en el GPS nuestra localidad abulense de destino. Aunque paró de llover durante un par de horas, ahora volvía otra vez la ya cansina lluvia. Todo el viaje lloviendo, por una carretera desconocida, de noche, con el remolque, y con graves problemas de visión. Mi primo iba abriendo el convoy, yo en el medio, y detrás Rompehielos. Paramos en una gasolinera, y yo pongo en duda que pueda seguir conduciendo. Pero llamar a una grúa para que se lleve el coche, el remolque y el quad era una opción muy difícil, así que no sé cómo, pero finalmente conseguimos llegar sanos y salvos a Ávila.

    Tras ducharme y recoger un poco, bajo al Centro de Salud para que me miren los ojos. El médico y su ayudante ponen muy mala cara cuando me ven el ojo derecho, y yo directamente me echo a temblar. Tengo una úlcera corneal que me impide ver con claridad y me molesta un huevo y parte del otro. Así que me ponen un parche, una maloriente crema y me dicen que el lunes vaya cagando leches al oculista.

    Resulta que al día siguiente jugaba el Atleti a las 12 de la mañana en el Calderón, y tenía pensado ir a verlo con mi mujer y con mi hija, pero ya he conducido bastante sin ver un pimiento, decidí hacer noche en Ávila, y que al día siguiente mi primo me lleve a Madrid.

    A día de hoy, ya prácticamente he recuperado la visión total por ese ojo, así que todo quedó en un gran susto.

    Ha sido un día muy especial, con un montón de peripecias para no aburrirnos. Un buen ritmo de ruta, caminos más boscosos que otras veces, el barro que nos cegó a los deportivos… Así que todavía con buen sabor de boca, ya estoy deseando de que llegue el puente de Diciembre del año que viene para repetir una ruta tan guapa como esta :-)

    Sed buenos.

    Autoquad

    Sed buenos. Y si sois malos, que nos os pillen. Salu3 y gas suavizado :-)

    #82382

    Carber
    Quadtrero

    Muy buena crónica Autoquad, y por lo que explicas toda una aventura por la meteorología, me alegro que estés recuperado del ojo.

    Un saludo
    Carber

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.