YAMAHA GRIZZLY 660 FWA

📌 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su autor es Toni Giménez, creador de dicha web.

YAMAHA GRIZZLY 660 FWA

🔴 Ya tenemos una nueva prueba de este fabuloso ATV en la sección de taller. Si estabas pensando en comprarte uno, seguro que no te vas a arrepentir. Mira la crónica completa y juzga por ti mismo.

🔴 El Yamaha Grizzly es y será durante mucho años una referencia a seguir en el diseño de un ATV con total garantía de éxito. Todo en este modelo parece estar diseñado para que no encontremos en nuestro camino ningún obstáculo que se nos resista.
🔴 La combinación de un motor potente con los diferentes sistemas de tracción y una equipación muy completa, hacen que este sea uno de los modelos preferidos por el público a la hora de su compra.

🔴 Hacía tiempo que quería probar un Grizzly. Casi el 100% de las ocasiones de probar un quad discurren entre deportivos de tracción trasera y a pesar de que las estéticas de los ATV´s no me levantan pasiones, sí que reconozco que son mucho más prácticos y divertidos cuando el camino se complica.

🔴 A este modelo en concreto siempre le he tenido una simpatía especial, supongo que debido a que es el estandarte de la marca en este tipo de vehículos. Cuando ves al Grizzly por primera vez, lo primero que llama su atención es lo grande que es. Sin llegar a ser exagerado en ningún momento, esta máquina tiene una distancia al suelo considerable, con unos 275 mm, muy superiores a la mayoría de la competencia, que servirán para superar obstáculos sin la menor complicación.

🔴 A primera vista hay mil y un detalles que contar de este Grizzly: antes de subirnos en él, la instrumentación y los accesorios van a llenar muchas líneas. Como podéis observar, incorpora unas defensas delanteras sobre las que se anclan unas generosas parrillas porta-bultos muy resistentes, que aguantaron sin quejarse el peso de una persona.

🔴 Si bien la protección resulta discreta, sí que es efectiva en todo momento. Detrás encontramos un una doble óptica halógena circular multirreflectante. En la parte trasera, se equipan igualmente otras parrillas, con lo que la capacidad de carga será muy elevada y también destaca un enganche para llevar un remolque o que podremos destinar a otras labores agrícolas. En la defensa frontal, los más osados no tendrán problema para montar un cabestrante o unos faros adicionales.

🔴 La suspensión es independiente a las 4 ruedas, con los trapecios superpuestos y muelles regulables en precarga. Los trapecios inferiores así como todos los bajos del conjunto presentan protecciones contra los golpes que son de agradecer.

🔴 El motor que mueve este ingenio es un 4 tiempos con doble árbol de levas en cabeza y cinco válvulas (dos de admisión y tres de escape). Las transmisiones son automáticas por variador. Sus 660 cc rinden 45 caballos de potencia y el conjunto está refrigerado por agua. La alimentación se resuelve con un carburador de 42 mm. El encendido es electrónico y el arranque combina el principal por motor eléctrico con un tirador de cuerda para las ocasiones comprometidas. La transmisión final se realiza por cardan y la tracción es integral desconectable, contando además con una marcha reductora y marcha atrás. Todo completísimo.

🔴 Los frenos se comportaron de maravilla durante todo el trayecto. El problema actual que me encuentro con muchos sistemas de frenada al probarlos es que cuando una casa ofrece un conjunto de frenada muy bueno, el de la competencia te parece menor, pero el Grizzly frena muy bien, con un tacto esponjoso que no hace temer porque te falten metros para detener a esta máquina. La maneta de la derecha corresponde a las ruedas delanteras y la izquierda, está combinada con el pedal derecho para actuar sobre las ruedas traseras, dando más manejabilidad sobre el conjunto.

🔴 La instrumentación es de lo más generoso que corre por el mercado, sin echar en falta nada más de lo que trae de serie, el Grizzly tiene una pantalla digital completísima donde se nos informa de la velocidad a la que circulamos, dos contadores parciales, reloj horario, nivel de gasolina y la posición de tracción que ocupamos en todo momento, ya sea la trasera, 4X4 o bloqueador de diferencial. Con testigos luminosos veremos la marcha que está seleccionada. También hay indicadores de luces de cruce y largas, intermitentes y botón de emergencia (warning). Por si fuera poco, una toma de mechero servirá para alimentar cualquier accesorio eléctrico que necesitemos añadir.
🔴 Por último, en el mando derecho, disponemos de del accionamiento eléctrico de la tracción integral, que a diferencia de otros modelos, se puede engranar en marcha si la velocidad no supera los 40 kms/h, algo que en principio os puede que no parezca muy importante pero que evitará tener que detenerse para engranar este sistema y nos ahorrará tiempo.

🔴 Bueno, pues vamos a rodar con él. El Grizzly se arranca manteniendo el freno trasero apretado, para evitar que salga corriendo.

🔴 Una vez en marcha, con la palanca que tenemos a nuestra izquierda escogeremos la marcha que nos parezca más adecuada para nuestro trayecto.
🔴 El sillín es blando y cómodo, bastante más ancho de lo que pueda ser un deportivo, lo que limita los movimientos del piloto. Lo normal es circular con la directa y la tracción trasera activada solamente. Circulando con él, la respuesta del gas es instantánea. Los 50 caballos que ofrece entran con suma alegría y llevarlo cruzado de lado a lado a voluntad propia es más fácil de lo que parece.

🔴 El conjunto se muestra muy dócil y fácil de llevar porque a pesar de ser un poco aparatoso y pesado, la potencia que tiene te hacen olvidar rápido los 272 kgs que llevas debajo del asiento. Este ATV no se arruga ante nada y cabe destacar que alcanza puntas de más de 100 kms/h, lo que da una idea de lo rápido que se puede circular con él. En su contra, si queremos “abrirle al grifo” para ir ligeros, los 20 litros de capacidad que tiene su depósito puede que resulten un poco justos para una autonomía prolongada. Nuestro protagonista gasta una media de 12 litros a los 100 kilómetros, llegando hasta los 14 si se va rápido.

🔴 La suspensión independiente y la altura del Grizzly asustan un poco cuando se rueda rápido por pistas ya que su tendencia a la inclinación es mayor que en un deportivo. Esto se soluciona en gran medida con la instalación de unos separadores, con lo que ganaremos mucha más estabilidad. Por la gran distancia al suelo, el recorrido de la suspensión es alto y hace que el tarado se muestre un poco blando, sensación que acusaremos más cuanto más rápida sea la pista.

🔴 En su favor, el sistema de suspensiones que tiene, nos hará afrontar con mayor seguridad cualquier trialera u obstáculo a superar. Es precisamente en este apartado donde sacaremos el mayor partido de la máquina gracias al 4X4 y su reductora, aunque en pistas bacheadas, las suspensiones se lo tragan todo sin rechistar y con mucha comodidad, evitando el cansancio prematuro de los brazos, típico de otros modelos.

🔴 Yamaha ha incorporado a el Grizzly un sistema de tracción posterior de igualdad de giro para ambas ruedas a través de unos árboles de levas. Sin embargo, en el tren delantero, se ha montado un mecanismo diferencial que adapta el giro de las ruedas a la dirección. Es decir, que la rueda interior que afronta la curva gira menos que la exterior. Con este sistema, se consigue mejorar la tracción en todo momento a costa de perder direccionalidad.
🔴 Sobre el terreno, con el 4X4 conectado, el Grizzly entraba en la curva de forma torpe, con tendencia a que el morro se desplazase siempre hacia el exterior de la curva y haciendo la conducción pesada, aunque la tracción quedaba fuera de duda en todo momento.
🔴 Lo mejor, como se ha comentado antes, es circular siempre con la tracción trasera engranada y utilizar única y exclusivamente el 4X4 o el bloqueador de diferencial en los lugares que requieran un mayor agarre, como puedan ser el barro, nieve o trialeras.

🔴 Poca cosa más queda por explicar de esta máquina. Ante todo, resaltar la potencia entregada por el motor, la equipación y las tremendas posibilidades que tiene para afrontar cualquier problema, que harán que el Grizzly siga siendo durante muchos más años una referencia a seguir. El precio oficial de nuestro protagonista ronda los 11.000 euros, con los que podrás disponer de uno en tu garaje, algo que puede parecer caro pero que es tremendamente barato si lo comparamos con un deportivo cualquiera que no equipa casi nada y que no dispone de sistema de tracción integral.

🔴 Y para acabar, dar como siempre las gracias a Regina y Tomás por su colaboración y consejos a la hora de tratar este ATV.

👍 Nos ha gustado:
• Prestaciones generales
• Equipación
• Instrumentación
• Peso

👎 A mejorar:
• Suspensiones blandas

Acerca de autoquad

también puedes ver

YAMAHA RAPTOR 660R 2004

 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su Webmaster es Toni Giménez, y el …

SUZUKI VINSON 500 2002

 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su autor es Toni Giménez, creador de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *