HONDA TRX 400 EX

Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su autor es Toni Giménez, creador de dicha web.

Renovado estéticamente y con la incorporación de la ansiada marcha atrás, el Honda TRX 400 sigue gozando de una salud envidiable, destacándose por un chasis ejemplar y unas prestaciones muy buenas para los que busquen un deportivo con tintes aventureros pero sin caer en la tentación de las carreras, en las que ya encontramos un modelo superior.

Segunda juventud

Era noviembre del 2004 cuando Honda decidía con buen acierto renovar su exitoso Sportrax 400, el que fuera el modelo más deportivo hasta la fecha y el encargado de representar el top de gama dentro del fabricante japonés hasta la llegada pocos meses antes de su nuevo icono, el TRX450R, un auténtico ganador nato. Por tanto, la tarea se antoja difícil pues los tiempos cambian muy deprisa y el mercado ansía continuas renovaciones y mejoras. De aquella primera versión que vio la luz en el año 1998 con una línea propia y acorde con las demandas del momento en aquel entonces, ahora nos encontramos con un paraje totalmente distinto, en el que el pequeño Honda ya no es capaz de aguantar el tirón de los modelos de la competencia al tener un motor “justo” para su cilindrada frente a los nuevos 450cc pero con la sabiduría a ciencia cierta de que este quad ha sido todo un referente del sector y un ejemplo a seguir por sus competidores. Sin ir más lejos, su chasis y sus geometrías han sido la fuente de inspiración del actual líder del mercado, el Suzuki LTZ-400 y el Sportrax 400 siempre ha sido laureado por tener un comportamiento ejemplar y una fiabilidad fuera de toda duda, lo que le hizo ganar adeptos entre los más exigentes.

Con el paso de los años, el mercado del quad se ha ido haciendo adulto y todas las marcas han apostado por los 450cc como base para sus modelos de competición y los que en su día fueron los representantes de toda una generación, ahora pasan a ser modelos de iniciación o destinados en mejor medida a las salidas domingueras y excursiones, lo que no significa que sobre la pista, los modelos de cilindrada inferior no se defiendan como gatos panza arriba frente a cualquier otro quad que se atreva a retarlos. Y eso es lo que ha ocurrido con el Honda Sportrax 400 EX.
Lo nuevo: supongo que en Honda sopesaron la posibilidad de renovar el modelo en su totalidad para crear un producto totalmente actualizado pero para esto, primero hay que analizar lo que tenemos y poner en la balanza los pros y los contras. El resultado habla por sí sólo si decimos que los “pros” ganan por goleada a los “contras”. En la parte positiva contamos a grandes rasgos con un motor infatigable y con una fiabilidad aplastante junto a un chasis que parece un tiralíneas porque goza de una precisión y un comportamiento ejemplar. En la parte negativa, ya no como negativa sino como cosas a mejorar, al Sportrax 400 EX le empiezan a pesar los años a la vista y actualmente, el resto de sus competidores gozan de motores con marcha atrás incluida y refrigeración líquida, algo de lo que carecía este modelo, mecánicas más actuales y líneas renovadas.

Así que dicho y hecho, sin rasgarse mucho las vestiduras, en Honda optan por renovarle el traje a nuestro protagonista y no creo que hubieran encontrado otro mejor que el del TRX450R, con una línea totalmente actual y que infunda respeto entre sus adversarios aunque en este caso, los aletines delanteros no son desmontables. La parte óptica también es compartida con su hermano mayor y en la parte trasera podremos observar el piloto con leds que dan un aspecto sublime. Por otro lado, a nivel interno, el motor recibe por fin la inclusión de la marcha atrás, elemento que no es indispensable pero que siempre se agradece cuando se equipa. Para accionarla, en Honda han montado un sistema idéntico al presentado por el Yamaha Raptor o el Suzuki LTZ-400 que se activa desde la parte del aletín derecho con sólo girar un cuarto de vuelta el mando y bajar otra marcha desde la primera engranada.

Y esto es todo. Las modificaciones han sido mínimas y algunos pensarán que en Honda podrían haber sido un poco más generosos pero la verdad es que sobre el terreno, este modelo no necesita más y para sensaciones mayores, ahora puedes optar por un TRX450R, que eso es otro cantar, mientras que éste te llevará a donde quieras y ofreciéndote una diversión asegurada.
Sobre la marcha: a estas alturas, poco se puede decir que no se haya dicho ya sobre el Honda Sportrax 400 EX. Este deportivo es un auténtico devorador de caminos. Goza de unas cotas idóneas para pilotos medianos y los más grandes puede que echen a faltar un poco más de sitio para acoger sus cuerpos.

El Sportrax goza de arranque eléctrico y un cambio manual de 5 marchas más la novedad de la citada marcha atrás. Su puesta en funcionamiento es simple, con tan sólo dar al contacto y pulsar el botón de arranque. El cambio muestra una relación simplemente perfecta, con un tacto ejemplar, sin altibajos y con unos desarrollos más bien tirando a cortos que se ven condicionados por la potencia de su motor. En este caso, el conocido monocilíndrico de la Honda XR400, está refrigerado por aire y eso limita en buena parte sus prestaciones cuando queremos rodar a regímenes altos. No obstante, en zonas reviradas es donde este quad se muestra más a gusto y donde más disfrutará de él el piloto, pues la capacidad de maniobrabilidad que muestra resulta pasmosa, sin duda es de los quads más divertidos que hay en el mercado.

El Sportrax 400EX se atreve con todo y no le hará ascos ni a las largas rutas, paseos, saltos o cualquier dificultad del camino que salga a nuestro paso, es un auténtico tiramillas. El chasis sigue siendo sin duda de lo mejor del mercado a pesar del paso de los años y su comportamiento es muy noble. El Sportrax es fácil e intuitivo de pilotar, trazando de forma rápida y precisa, haciendo fácil lo difícil, todo un lujo.

Por otro lado, dos de los puntos que se podrían haber revisado son los frenos y las suspensiones. El conjunto de frenos está formado por sendos discos con pinzas de simple pistón para las ruedas delanteras y un disco con pinza de simple pistón para el eje trasero. En estos momentos, cualquier mejora con la frenada es siempre de agradecer pero si hay que ser justos, la que ofrece el Sportrax tiene un tacto perfecto y su rendimiento no se puede tachar en ningún momento de pobre sino todo lo contrario Resulta sorprendente lo bien que frena con la simplicidad del sistema porque hay modelos de la competencia con equipos similares que no van igual de bien ni por asomo. Algo parecido ocurre con las suspensiones, con sendos Showa regulables en precarga para el tren delantero y un mono-amortiguador oleo-neumático para el trasero. Aunque resultan cómodos y acometen perfectamente con su función, un sistema de suspensiones mejor, sobre todo en el tren delantero, hubiera sido perfecto, aunque las prestaciones de éstos van acordes con las de todo el conjunto y la palabra que mejor define al Honda es la de equilibrio.

Conclusiones: en Honda han sabido acertar con los puntos a subsanar sobre la base del antiguo Sportrax 400 que tantas satisfacciones dio a la marca y a los usuarios. Siguen contando con un modelo que goza de un comportamiento ejemplar así como de una fiabilidad fuera de toda duda. No habrá usuario de este Honda que quede descontento con él y su renovada estética, así como la instalación de la marcha atrás hacen que pueda aguantar el tirón de la competencia durante otra temporada. A pesar de que tanto el motor, como las suspensiones y los frenos son susceptibles de mejoras, también es cierto que este 400cc ya no tiene que luchar por ser el primero de la lista porque para eso ya ocupa el lugar el TRX450R, un pura sangre se mire por donde se mire, pero eso es otro cantar y para un usuario normal que efectué salidas de fines de semana orientadas al ocio y las excursiones, con el Honda ira sobrado de diversión hasta su destino. Y es que como reza el dicho: Honda es Honda.

Con el paso de los kilómetros (por José Eloy): Una de las mejoras que necesitaba y que no han realizado es para el buje trasero, al que le entra agua con el tiempo y se estropean los cojinetes, por lo que hay que hacerle un mantenimiento más exhaustivo si queremos evitarlo. En líneas generales, se le ha dado un poco más de avance al tren delantero y ahora entra mejor en las curvas. La respuesta también es más alegre. El basculante trasero es medio centímetro más largo y mejora las reacciones del quad aunque su mejor baza en estos momentos es la incorporación de la marcha atrás, que le ha hecho ganar mucho puntos. A nivel de fiabilidad mecánica, es casi indestructible y es muy raro que dé problemas de ningún tipo si se cuida mínimamente y se efectúa el mantenimiento correctamente.

Los rivales: si bien el Sportrax 400 EX ha sido todo un referente en el sector y Honda ha acertado a la hora de renovar su línea, no es menos cierto que la competencia es dura y que tanto Yamaha como Suzuki disponen del YFM 350 R y del LTZ-400 para defender sus propios argumentos. En el caso de Yamaha, el YFM 350 R, más conocido como Warrior cuenta con menos cilindrada pero con unas prestaciones similares gracias a su cambio de 6 velocidades que le dan un poco más de desahogo aunque el cambio es más impreciso y su chasis algo más tosco. Por contra, a fecha de hoy, el líder es el Suzuki LTZ-400, que aunque también monta un monocilíndrico de 400cc, su refrigeración es por agua, es igualmente fiable y su potencia es bastante superior a alto régimen. El chasis es prácticamente una calca del Sportrax con lo que consigue unas reacciones muy nobles. Por otro lado, frente al Honda o el Yamaha, en Suzuki también apuestan por amortiguadores delanteros de gas, con un comportamiento superior al de sus rivales y el precio se sitúa incluso por debajo del resto pese a gozar de elementos de mayor calidad, lo que lo hacen a fecha de hoy un rival difícil de desbancar.

Ficha técnica:
Motor 1 cilindro, 4 tiempos, transversal
Cilindrada 397 cc.
POTENCIA MÁXIMA 34 CV
REFRIGERACIÓN Aire
DIÁMETRO DE CARRERA 85 X 70 mm
ENCENDIDO CDI
ARRANQUE Eléctrico
ALIMENTACIÓN Carburador Keihin 38 mm
STARTER Manual

Transmisión:
EMBRAGUE Manual
CAJA DE CAMBIOS 5 velocidades
MARCHA ATRÁS Sí
REDUCTORA No
TIPO DE TRACCIÓN Trasera
TRANSMISIÓN SECUNDARIA Cadena

Parte ciclo:
BASTIDOR / MATERIAL Tubular de acero
SUSPENSIÓN DELANTERA / TRASERA Independiente con doble trapecio y amortiguadores ajustables en precarga / Monoamortiguador sobre eje rígido
RECORRIDO DELANTERO / TRASERO 208 / 231 mm
FRENO DELANTERO / TRASERO 2 discos con pinzas de simple pistón y latiguillos de goma / Disco con pinza de simple pistón y latiguillo de goma
NEUMÁTICOS DELANTEROS / TRASEROS 22×7-10 / 20×10-9

Dimensiones y peso:
LARGO X ANCHO X ALTO 1.833 x 1.150 x 1.109 mm
DISTANCIA ENTRE EJES 1.229 mm
ALTURA DEL ASIENTO 810 mm
DISTANCIA MÍNIMA AL SUELO –
PESO DECLARADO 175 Kg

Equipamiento:
INSTRUMENTACIÓN Testigo de aceite, punto muerto y marcha atrás
DEPÓSITO DE COMBUSTIBLE 10 litros
FRENO DE ESTACIONAMIENTO Sí
LLAVE DE PASO DEPÓSITO No
COLORES DISPONIBLES Rojo y negro
GARANTÍA PIEZAS Y MANO DE OBRA 2 años
PRECIO 6.400 €

Acerca de autoquad

también puedes ver

YAMAHA RAPTOR 660R 2004

 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su Webmaster es Toni Giménez, y el …

SUZUKI VINSON 500 2002

 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Su autor es Toni Giménez, creador de …

KAWASAKI LAKOTA 300

 Este artículo está extraído de la web quadszone.com. Lo escribe Sergio Pina (Quadcrazy), colaborador de dicha web. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat