Respuesta a: QUAD-DRIGUES – CRÓNICAS

Foro de Quad RUTAS QUEDADAS Y EVENTOS RUTAS EN EL ESTE QUAD-DRIGUES – CRÓNICAS Respuesta a: QUAD-DRIGUES – CRÓNICAS

#84780

Alaglo
Quadtrero

Crónica 19/04/2015

El domingo 19 de abril amaneció húmedo con lluvias dispersas en el vallès y el maresme, la noche anterior fue de luna nueva, soplaba un suave viento del Sur-Este, Xaloc en catalán, jaloque en castellano y siroco en las canarias, se presentaba una jornada con posibilidad de lluvias pero con poco polvo.

Pasadas las ocho de la mañana formamos colla en la gasolinera de Caldes de Montbui, Gerard, Albert, tonete y yo mismo en mi mismidad, dos depors un hibrido y un ATV.

Atravesamos Caldes de Montbui y por la pista del Pinatar fuimos a buscar el camino de Can Sanosa para subir por la pista de Guanta hasta el camino de Castellar, vimos muchas señales nuevas de prohibición y “camino particular” que en otras salidas no habíamos visto.

Llegando al Coll Monner, cerca de Can Cadafalc en la rampa que da acceso al altiplano vimos una patrulla de los mossos, asi que optando por la prudencia, que nunca sabes como acaban estas cosas aunque lleves todos los papeles, hicimos un rápido cambio de ruta y tomando el camino de can sallent nos dirigimos hacia “la ferrería” para cruzar la BP-1241

Sobre las 09:40 llegamos a Sant Llorenç de Savall al restaurant “el caliu”, que algunos llaman “les xoxones”, a la entrada vimos una oferta de menú por 8 euros que incluía ensalada y paella, asi que entre bromas y veras nos pedimos una paella.

Al final fue algo bastante mas de 8 euros por cabeza, asi que aviso a navegantes y antes de pediros una paella concretar el precio.

Con la barriga llena de granos procedimos a seguir la rutilla tranquilona y sin problemas, el cielo estaba de un azul espléndido con algunas espectaculares formaciones de cumulonimbos

Nos montamos en los quads e inicamos el regreso, atravesamos el Ripoll por un vado legal para retornar hacia el Coll Monner para enlazar con el camino de Castellar y después el de Guanta.

Llegando a las proximidades de Can Cadafalch nos encontramos con una estampa mas propia del Ripollès que no del vallès, una recua de “mulats” estaba pastando en uno de los campos.

Como ya viene siendo tradicional en este camino hicimos una parada breve en el refugi de caçadors de Castellar

Un pagès de la zona apareció por el refugio con un 4×4 ranchera y nos advirtió bastante seriamente que estaba prohibido circular por esos caminos, que se nos notaba que éramos buenas personas y como además llevábamos una estelada no avisaría a las patrullas de los mossos.

Caramba, cada vez lo tenemos mas complicado, nunca jamás en todas las veces que he ido a ese sitio nos habían advertido de una manera tan seria, al contrario, siempre hemos mantenido una charla agradable con los cuidadores e incluso compartido alguna vitualla.

Enfin, tomamos el cami de castellar, paramos un momento a hacer una foto en el lugar donde junto con tonete, hace unos meses, ayudamos a un ciclista en dificultades hasta que llegaron la ambulancia la guardia urbana y un helicóptero medicalizado y seguimos camino hacia el Castell de Guanta.

El camino de guanta a Castellar ha mejorado sensiblemente, todas aquellas piedras puntiagudas y afiladas han sido recubiertas con mayor o menor gracia, lo cierto es que al menos de momento el camino esta mas transitable.

Llegamos al Castell de Guanta y seguimos camino para enlazar con la pista de Can Sanosa para llegar a Caldes de Montbui.

Sin embargo tuvimos una tonete-aventura, noseque de la corona de engranajes del banshee de tonete dijo basta, a pesar de nuestros limitados conocimientos de mecánica intentamos un arreglo que finalmente culminó en un remolcado.

Y remolcando finalmente por asfalto yendo a muy baja velocidad arribamos a la gaso de Caldes de Montbui donde dimos por finalizada la salida, Albert se fue hacia Cardedeu, Gerard hacia el Maresme y tonete y yo hacia Sentmenat.

En definitiva una ruta donde hemos visto que han aumentado los carteles de prohibición para circular con vehículos por el monte y los carteles de “propiedad privada”, digamos un malentendido con el precio de la paella, por no decir otra cosa, mejoras en el camino de guanta a Castellar, un pagès que nos perdonó por llevar una bandera, una pana con remolcado, enfin, una salida con varias anécdotas en apenas 46 Km. con un muy buen ambiente

Hasta la próxima

Salut i força, al menys fins els noranta